Les Amours Imaginaires,porque yo también quiero filmar como Xavier Dolan

“Il n’y a de vrai au monde que de deraisonner d’amour”
                                                                                                                                                                                                                Alfred de Musset.
Escribe:Julio Páramo
Xavier Dolan es director, actor, productor, guionista, como lo fueron sus similares Orson Welles y Charles Chaplin, en su mejor época. Así son los comienzos difíciles de un joven director cuando  decide  dar el gran salto a la pantalla grande y  filmar con el presupuesto ajustado. El cine canadiense repuntó en las últimas décadas sin duda alguna con producciones de gran calidad como al “Oeste de Plutón”, hermosa trama visual de la vida juvenil en el Canadá, en  que el titulo se originó por dejar de  nombrar a Plutón como a un planeta como los demás, debido a su órbita diferente, empero como el director y yo coincidimos en la idea de que para nosotros seguirá siendo un planeta, y ponemos en tela de juicio lo que puedan decir un grupo de astrónomos sabiondos, es una cuestión romántica de la que Plutón no se salva  de ser ninguneado y desdeñado por el mundo científico, aparentemente por muchas razones  obvias y sensatas, aunque se encuentre en los confines del sistema solar, Plutón  siempre será nuestro planeta rebelde.
Xavier Dolan que comenzó sus carrera con la película “I killed my mother”,  también importante por su manejo de la imagen y la historia, que se puede ver en integridad en el youtube,  contándonos,  las relaciones tensas entre un hijo único (Xavier Dolan) y su madre, película que fue diseñado para los hijos unigénitos  como el autor de esta nota, que se podrán sentir compenetrados con la historia y lograrán entender a cabalidad el mensaje de la película.
“Les amours Imaginaires” (Los amores imaginarios) o Heartbeats su titulo en inglés , es un hermoso y valiente titulo, que narra la historia de tres jóvenes (beaux gosses), en su búsqueda hedonistica del amor, del amor Fou (del amor loco), del affaire desmedido, del amor idealizado. Llegando de manera violenta al éxtasis y culmen del mismísimo amor griego, las relaciones exageradas entre Dolan encarnando a un joven con ataques de histeria, su amiga con un hermoso corte garçon  y un joven adonis que se convertirá en el objeto del deseo, el enamoramiento de dos amigos hacía un desconocido apuesto de pelos rizados y rubios, hombre y mujer se enfrentan para conseguir el amor del hombre-bello, que podría entenderse como la metáfora de  alcanzar la belleza máxima. Podrá sonar algo extraño, pero estas historias son las que funcionan en el mundo del cine y solamente se pueden dar en ella.
El embellecimiento de la imagen de Dolan, el manejo de la cámara en sus primeros planos y sus acercamientos sin reparo alguno a sus personajes,  con  muchos énfasis en los rostros de los personajes, sumado por los diálogos grandilocuentes y a la vez simples. La película tiene un esnobismo puro en un sentido dionisiaco en el manejo de los  personajes, el buen uso del ralentí lo hace imprescindible y inmejorable, por la buena  conducción de la técnica depurada y muy bien seleccionada.
El mundo de Dolan recrea un mundo fantástico cuasi onírico de la vida moderna, su imagen se asemeja como si fuera un fino terciopelo, un lienzo de colores vivos, su cine es magnífico y digno de verse muchas veces, por eso fue galardonado con el  premio “Un certain regard” (una cierta mirada.) en el festival de Cannes, en esa fábrica de sueños que aún  puede considerarse al cine como arte.
Dolan es abiertamente gay y aborda sin ningún tipo de desparpajo en la temática de sus filmes, recuerdan a  lo mejor de la “Nouvelle vague” en especial a Jean Lus Godard, en sus enfoques y diálogos, a los primero planos del mejor  Almodóvar por el uso de la cámara  lenta, a las historias de amor de Wong kar wai, al  L’enfant terrible de François Ozon, y a Curtis Harrigton creador de un cine alternativo.
Es un filme de tintes neobarrocos, y sobretodo ya podría llamársele  un cine postmoderno, acompañados por la banda sonora de Dalida, radiohead y indochine con su tema 3ème Sexe. Me agrada el cine de Dolan es un cine que con el tiempo se irá perfeccionando en toda sus formas, y se convertirá en uno de los referentes imprescindibles del cine.

Algunas escenas:

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

2 Respuestas a “Les Amours Imaginaires,porque yo también quiero filmar como Xavier Dolan

  1. Very great post. I simply stumbled upon your weblog
    and wanted to mention that I’ve truly loved browsing your weblog posts. In any case I will be subscribing on your rss feed and I hope you write once more very soon!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s